Hace unos días celebrábamos el 26 de julio, como fecha en que un grupo de jóvenes revolucionarios cubanos tomaron el cielo por asalto en 1953. Esta fue una fecha fundamental que sentó las bases para el posterior triunfo revolucionario que culminaría con la construcción del socialismo en Cuba.

Queremos hacer coincidir nuestra recomendación de lectura de nuestra Biblioteca Digital) con este acontecimiento. Por este motivo queremos hablar del  discurso que  Ernesto “Che” Guevara pronunció en la conmemoración del segundo aniversario de la integración de las Organizaciones Juveniles, el 20 de octubre de 1962: ¿Qué debe ser un joven comunista?

Cada día somos más los jóvenes que nos organizamos en la Juventud Comunista, en los CJC, y asumimos un compromiso revolucionario del lado de los intereses de la clase obrera. Pero en nuestro compromiso militante nos enfrentamos con diversas dudas de cómo afrontar este y de qué significa realmente ser un joven militante comunista.

El texto del Che nos aclarará varias cuestiones a este respecto, dejando claro que ser militante comunista no significa ser un militante clandestino, o rebajar nuestras exigencias vitales, estudiantiles o laborales: ser un joven comunista significa ser ejemplo durante todas nuestra existencia, esforzarnos por ser vanguardia en cada una de las facetas de nuestra vida y por ser referenciados por el conjunto de compañeros con los que compartimos estudios, trabajo o militancia.

Y cuando el Che prosigue en su discurso advierte de la necesidad del trabajo, trabajo que no debe sólo aparecer en las jornadas heroicas, si no trabajo constante para asacar adelante cada una de las pequeñas tareas necesarias y para que al hacerlo elevemos además a nuestros compañeros y nuestros camaradas.

Cada uno de nosotros nos encontraremos ante esos retos que el Che coloca, pero también advierte que junto con este carácter de un joven comunista hay una cuestión fundamental que está por encima del resto: la organización. Sólo la organización es el arma para canalizar las iniciativas y los intereses que surgen del seno de la clase obrera, y sólo mediante la organización éstas pueden transformarse en directrices precisas para la acción posterior.

Con estos planteamientos los CJC queremos hacer nuestro este texto, asumimos la necesaria construcción de la Juventud Comunista y tomamos el testigo de aquella Juventud Revolucionaria, porque a día de hoy nuestra responsabilidad como jóvenes comunistas es tan elevada -o más- que ayer.

http://www.old.cjc.es/wp-content/uploads/2011/09/QU%C3%89-DEBE-SER-UN-JOVEN-COMUNISTA.pdf

Formación JovenComunistaChe 1

Buscador

Síguenos en:

Biblioteca

Audiovisual

CJCtv

Órgano de expresión

banner tr lateral

Archivo Histórico

AGCJC

Partido Comunista

pcpe